Otros Menus

Segatashya
Segatashya

LOS VIDENTES (Emmanuel SEGATASHYA)

Además de las apariciones de "las Videntes", el Señor se apareció a un joven pagano de 15 años , Segatashya, a quien instruyó en la fe y al que enseñó el rezo del Rosario.
Segatashya
Sin duda todo fue prodigioso en KIBEHO, pero el caso de Emmanuel Segatashya sorprendió a todo el mundo. He aquí un joven pastor analfabeto, pagano y que vivía tranquilamente con sus padres, que comienza a enseñar el Evangelio (del que jamás había oído hablar) y que le explica a la muchedumbre los dogmas que sólo los grandes teólogos abordan con circunspección.

Este asombro fue especialmente de los sacerdotes, quienes comprobaban la seguridad de su doctrina, la cual le había sido revelada sin la intervención de ellos ¿De dónde venía todo aquel conocimiento en un muchacho que no conocía la existencia del cristianismo? A propósito de ello, el Padre Gabriel Maindron -misionero desde muchos años en Ruanda y quien ha sido testigo, ha investigado y escrito un libro sobre estas manifestaciones- le preguntó a Segatasha dos meses después de la primera aparición "¿ Qué sabías tú del cristianismo o de Jesús antes del 2 de julio de 1982?" Y él le respondió de inmediato "¡Nada sabía yo! Por primera vez en mi vida puse el pie en una iglesia el domingo después de la aparición. No sabía hacer la señal de la cruz. No sabía siquiera qué significaban las cruces puestas junto a las misiones. Había sentido hablar de Jesús como de Ryangombe (personaje del culto pagano)".

En la Pascua siguiente, después de tres meses de enseñanza, sabía leer y escribir. Fue bautizado en Pentecostés de 1983 con el nombre escogido por Jesús, Emmanuel. Algunos meses después recibía el Sacramento de la Confirmación. El Señor le dio la misión de evangelizar, lo que ha llevado a cabo sin dificultad, no sólo en Ruanda sino en países africanos vecinos. Algo similar ocurrió con Vestine Salima, quien proviene de la religión musulmana y que ha llevado la Palabra a través de aldeas y villorios.

Mensajes a Segatashya

Emmanuel Segatashya es el único vidente que se desplazó en el extranjero con el fin de evangelizar a la gente de otros países. De esta manera, viajó a Burundi y a Zaire para extender la buena noticia y para recordar los mensajes que recibía del mismo JesuCristo:

  • La vuelta inminente de Jesús en Gloria.
  • Fin del mundo para todos, y fin del mundo para cada persona en particular.
  • Preparación para la muerte:
  •   * Poniendo en práctica los mandamientos de Dios
      * Poniendo en práctica el contenido de la oración
      * Practicando la caridad
  • Confesión de nuestros pecados y vida en estado de gracia santificante.
  • Amor de Dios: « Es pobre el que me ama, es rico el que no me ama ... » .
  • Pureza entre los jóvenes.
  • Respeto al sacramento del matrimonio.
  • Amor de la madre de Jesús, la Santísima Virgen María: " ¿ cómo se puede querer a alguien y despreciar un hombre a su madre? ".

"Demasiadas personas tratan a su prójimo con deshonestidad. El mundo está lleno de odio. Ustedes sabrán que Mi Segunda Venida está cerca cuando vean que estallan guerras religiosas. Sepan, entonces, que estoy en camino."

Como vemos Segatasha, indica que el mundo está por terminar, que la venida del Señor está próxima, que el fin del mundo no es un castigo sino que estaba previsto desde siempre. La Virgen viene a avisarnos y a prepararnos al retorno de Jesús.
Estos mensajes de Kibeho desconciertan a muchos, porque en otros lugares de apariciones se habla más bien de final de los tiempos o sea final de "un mundo" y no "del mundo". Es muy oportuno advertir que los videntes, como ocurre con todo profeta (profeta es todo aquel que habla en nombre de Dios), está expuesto a su propia interpretación de lo que le es transmitido. Es por ello que la Virgen recomienda en Medjugorje, antes de transmitir sus mensajes, invocar al Espíritu Santo, Espíritu de Verdad.

Segatasha, también realiza ayuno de 21 días, y durante la primera semana, no come ni tampoco bebe absolutamente nada. Los restantes once días bebe solamente cualquier líquido. Con ello se evidencia el carácter sobrenatural y de penitencia del ayuno y se demuestra que Jesús Sacramentado es el Alimento bajado del Cielo, el Pan Verdadero de Vida.

Catequesis de Segatashya

Segatashya
En una aparición

Segatashya asombra a su auditorio por la sabiduría y la verdad de sus exhortaciones. Llama a los consagrados a la fidelidad a los votos hechos ante Dios, a que se ocupen de sus enfermos del cuerpo y del espíritu. Dios no abandona a sus hijitos, les recuerda, y espera que vuelvan a Él. Hace una llamada, a todos, a la penitencia y a la conversión; a pedir perdón y a liberarse de los pecados de infidelidad, de mentira, y de atentado a la vida del prójimo. Jesús, por intermedio de Segatashya, recuerda qué es el Sacramento de la reconciliación. Dios es el único que perdona los pecados, pero quiere servirse de los hombres y confiarles a ellos esa misión. "Cuando el hombre se arrepiente de sus pecados y recibe, en la confesión, el Sacramento de la reconciliación, Dios lo perdona. Si te niegas a arrepentirte ahora que el camino está abierto ¿qué será de ti cuando esté cerrado?" "Si no le escondes nada al hombre es a Dios a quien no le estás escondiendo nada. Cuando Dios ve que no le escondes nada, que tú le revelas el fondo de tu corazón, entonces Él te perdona. ¡Díganle a Dios todo lo que tienen en sus conciencias para no tener que decirlo cuando sea ya demasiado tarde!"

También dice: "La pobreza no consiste en no tener patatas dulces para comer. Pobreza verdadera es aquella de estar privados de la gracia que nos lleva al Señor. En cuanto a los bienes de este mundo, ellos no son más que cenizas. Si al morir dejamos el cuerpo con mayor razón abandonaremos todo lo que poseíamos. No hemos de presentarnos ante Dios con nuestro tesoro. ¡Nosotros corremos tras el viento!"

A propósito de la Virgen:

"¿Cómo pueden amar a Jesús y dejar de lado a Su Madre? La Virgen María es la Madre del mundo, la Madre de las creaturas, la Madre de todos los hombres. Así lo ha querido Dios. ¿Cómo pueden decir que es una mujer como las otras? Dios quiere advertirles para que se puedan corregir". A este respecto los otros videntes dicen cosas parecidas insistiendo en que María es el mejor camino para llegar a Jesús.
Dice, además, que no son los milagros los que nos han de llevar al Cielo sino la oración; la oración del corazón; la oración a la Virgen María. En nuestra oración debemos tener sed de Dios.
Hay que cuidarse mucho de la hipocresía, de la maledicencia y de la calumnia a las que llama "fornicación de la lengua". La única riqueza en esta tierra es la riqueza del corazón. Nos insta a que nos preparemos al retorno de Jesús. Habrá un último juicio en el que cada uno reconocerá su vida sin posibilidad de discusión.
Segatashya habla en tono profético y suele usar parábolas. Cuando habla de estos tiempos él dice que "son tiempos de prueba, tiempo en el que cada uno deberá llevar su cruz".

Hablando del fin del mundo dice "¡No teman!¡Tengan confianza! A quien haga el bien, el Señor lo llevará consigo al Cielo. Hay que apresurarse a hacer el bien. A quien haga el mal, el fuego irá sobre él. Hay poco tiempo. Satanás desaparecerá de este mundo y no seremos más tentados".

Segatashya murió durante el Genocidio de 1994 en Ruanda.

Copyright © 2010 Asociación Cultural Virgen de Kibeho. Todos los derechos reservados